close

El pan de plátano vegano es una versión sin huevo y lácteos del famoso banana bread, postre típico del mundo anglosajón. Un bizcocho saludable con aroma a banana y canela, jugoso y esponjoso que podrás comer sin sentidos de culpa porque es bajo en grasas.

La banana es la reina de esta receta y nos aporta importantes ventajas. Primero nos ayuda a ligar los ingredientes reemplazando el huevo y regalando al bizcocho una consistencia idéntica a la de las tartas tradicionales. Y, cosa todavía más interesante, nos permite reducir al mínimo la cantidad de margarina.

Ingredientes

  • 200 g harina integral
  • 100 g maizena
  • 7 g aprox. de levadura química
  • Esencia de vainilla
  • 2 plátanos/bananas maduros
  • 50 g de margarina
  • 140 g de azúcar moreno
  • 80 g de leche de soja
  • 2 cucharitas de semillas de chía
  • 1 cucharita de canela
  • 1 pizca de sal

Cómo preparar pan de plátano vegano (banana bread)

Receta de banana bread vegano
Banana bread vegano

Tiempo de preparación: 10 minutos para la masa + 35-40 minutos de cocción

  1. Derrite la margarina y déjala enfriar.
  2. Mezclar la chía con unas cucharadas de leche de soja o agua.
  3. En un bol machaca los plátanos y añade el azúcar, la esencia de vainilla, la margarina, la chía y mitad de la leche.
  4. Agrega poco a poco la harina, la maizena, la sal, la levadura, la canela.
  5. Verte la otra mitad de la leche. La masa no tiene que ser muy liquida, sino tener consistencia de un helado derretido.
  6. Hornear a 180º durante 35-40 minutos hasta cuando esté listo.

Mis recomendaciones

  • Usa plátanos/bananas bien maduros.
  • Puedes añadir a la masa pepitas de chocolate negro, pasas o frutos secos cortados en trozos pequeños (nueces, avellanas, almendras).
  • Y si eres un adicto al chocolate, no puedes perderte el pan de plátano vegano de chocolate. :-)

El malvado plan para matar el gusanillo dulce

Es asombroso cómo un capricho sano pueda ser tan delicioso. Aún más si piensas que es una de las recetas más fácil que exista, se prepara rápidamente y además el resultado es extraordinario por aroma y consistencia.

Adoro el pan de platano vegano porque se de poderlo disfrutar sin remordimientos y también a cada mordisco me hace viajar a Australia, donde lo probé por primera vez y me enamoré de él. :-) ¡Súbete tu también al mismo avión! ;-)

Uso de cookies

Este blog usa cookies para ofrecerte la mejor experiencia de usuario. Si sigues navegando darás tu consentimiento para la aceptación de las cookies y de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies